Descubre el método hipopresivo

Ruth Dot Abad

¿EN QUÉ CONSISTE?

La técnica de abdominal Hipopresiva, es una técnica donde se realiza una tracción del diafragma, disminuyendo la presión intrabdominal, a través de la respiración y de posturas específicas del cuerpo, consiguiendo un trabajo real de los músculos profundos de los abdominales. Esto se produce por la succión que realiza el diafragma en el momento de apnea respiratoria y apertura costal. 

Durante el hipopresivo, se evidencia la activación de la musculatura interna, del suelo pélvico, se observa como los órganos pélvicos ascienden en el momento de aspiración diafragmática.

Este trabajo en definitiva se consigue a través de unas pautas posturales y respiratorias muy concretas, que generan una disminución de la presión intra-abdominal y un efecto de succión sobre las vísceras pélvicas.

¿PARA QUIÉN ESTÁ RECOMENDADA?

Recomendada a todos los públicos excepto a personas con una tensión alta diagnosticada, personas con alguna operación a nivel de musculatura abdominal y mujeres embarazadas.  Cualquier otro impedimento específico es mejor una consulta de forma individual a un/a profesional de la ciencia y el deporte o especializado/a en esta técnica. 

Por otra parte, los ejercicios hipopresivos son una alternativa muy recomendable y saludable para la recuperación de mujeres en situación de post parto, a causa de esta posible caída del suelo pélvico. (Evitar o reducir los abdominales tradicionales ya que suelen incrementar la presión interna). 

¿QUÉ BENEFICIOS SE OBTIENEN?

Con esta técnica, conseguimos controlar y definir nuestra cintura, reforzamos el suelo pélvico, consiguiendo que estos músculos y vísceras no desciendan y causen desequilibrios funcionales, como por ejemplo la incontinencia urinaria. Este descenso, esta caída del suelo pélvico puede ser a causa de la edad, de los entrenamientos de alto impacto como salir a correr, o por realizar ejercicios de entrenamiento de forma incorrecta a tus capacidades físicas entre otros, todo esto, puede desencadenar una debilidad en ese suelo pélvico. 
Este método, logra tonificar la musculatura abdominal, ayuda a mantener las funciones sexuales y proporciona una recolocación de los órganos internos.

A parte, se obtienen beneficios en la postura corporal, mejorando su alineación, y reduciendo dolores de espalda o incluso desequilibrios que podamos tener. 

En definitiva, los ejercicios hipopresivos son una gran herramienta terapéutica y preventiva, pero es importante no dejar al margen el trabajo del resto de tu musculatura abdominal más superficial, con ejercicios por ejemplo de planchas frontales o laterales, sean estáticas o dinámicas. Lo ideal, es la combinación de diferentes métodos de entrenamiento según tus capacidades físicas, tu estado de salud y tu objetivo. 

Para una aclaración más práctica y resumida de cómo realizar tu primer hipopresivo, consulta este vídeo: 

También puedes ver aquí una pequeña sesión de ejercicios hipopresivos encadenados con movimientos de flexibilidad y movilidad. ⁣⁣ Recomiendo realizarlo a primera hora de la mañana antes de desayunar, ya que su duración lo permite y es conveniente realizar la gimnasia abdominal hipopresiva sin a ver ingerido nada unas horas antes. ⁣⁣





Ruth Dot Abad
Graduada en Ciencias del deporte y la actividad física, mención Salud. 
Instagram profesional: @dotfitt

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s