El CORONAVIRUS: ¡no propaguéis desinformación!

No hay que tener miedo, hay que tener cuidado. ¡Y sobretodo, no propagar desinformación! 

Origen y cronología ¿Cómo surgió? 

En diciembre de 2019 empezaron a aparecer casos de neumonía en la ciudad de Wuhan, en la provincia China de Hubei. Las alarmas saltaron cuando se dieron cuenta que se trataba de un virus no conocido, y por lo tanto, no sabían de que manera podía afectar a la sociedad. 

Una semana más tarde, se confirmó la identificación de un nuevo coronavirus. ¿Qué significaba esto? No es que el coronavirus sea desconocido por los humanos, al contrario, ya hace muchos años que se conoce y es el causante de muchos resfriados comunes y enfermedades como el MERS y SARS (otras grandes pandemias) que veremos más adelante. Pero esta vez, se trata de una nueva cepa del coronavirus no identificada previamente en el ser humano. Comúnmente se le llama 2019-nCoV, pero la OMS lo ha bautizado como virus SARS-CoV-2 que causa la enfermedad COVID-19. Aun así, seguramente el nombre que mas se utilice en redes sociales y medios de comunicación será el que acabaremos recordando. 

¿Qué es exactamente el nuevo coronavirus? 

Cómo todos los virus, su estructura contiene material genético (ARN), algunas proteínas específicas y su envoltura (en este caso en forma de corona, de aquí el nombre). Con esto, tienen la materia prima para replicarse, pero necesitan infectar una célula para aprovechar su maquinaria de replicación. Y esto es lo que hacen los virus: entran en una célula, aprovechan para replicarse y hacer muchas copias de ellos mismos y luego salen de la célula y ya están preparados para repetir el proceso en muchas otras. Y así, todas las veces que puedan!

El nuevo coronavirus, 2019-nCoV SARS-CoV-2  dispone de unas proteínas capaces de unirse a otras proteínas de las membranas de las células humanas. Es el primer paso para infectar. En general, cada virus sólo detecta unas proteínas específicas, por lo que, si un virus detecta proteínas de un animal en concreto, no debería ser capaz de detectar las del ser humano y por lo tanto, no puede infectarnos. 

Pero ahí viene el problema más grave. Algunas veces, el material genético del virus, y consecuentemente sus proteínas, son capaces de mutar y consiguen detectar las proteínas humanas y por lo tanto infectarnos. Este salto de animales a humanos crea un virus zoonótico

En el caso del nuevo coronavirus, su material genético comparte siete proteínas con el SARS (de ahí el nombre que le han dado), y además, accede a la célula a través del mismo receptor ACE2. Por lo tanto, se ha llegado a la conclusión que, igual que el SARS-CoV, proviene de los murciélagos. Aun así, se sabe que ha habido otro animal intermedio antes de llegar a los humanos. Aun está por descubrir. 

Gracias a algunos estudios se sabe que el SARS-CoV pasó de los murciélagos y la civeta al ser humano, y el MERS-CoV del murciélago al dromedario y luego al ser humano. Hay muchas más cepas de coronavirus entre los animales, pero no todos consiguen infectar alguna vez al ser humano. 

Síntomas 

Estas infecciones de virus suelen provocar fiebre y síntomas respiratorios: tos, rinorrea y dificultad para respirar. En los casos más graves, podría provocar síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal o incluso la muerte. 

Cómo vemos, muchos síntomas son similares entre virus diferentes. Por esto, el diagnostico debe confirmarse con pruebas de laboratorio. 

Entonces, ¿porqué tanta alarma? ¿es tan peligroso como se dice? 

En primer lugar, diremos que es muy importante relativizar. El nuevo coronavirus, causa en general síntomas leves relacionadas con el sistema respiratorio. Las complicaciones más graves como neumonías o la muerte suelen aparecer en personas de edad avanzada o con otras afecciones (diabetes, cardiopatía…). Necesitamos saber aun más detalles sobre como afecta el 2019-nCoV, pero lo que esta claro es que las personas con un riesgo mayor son las que deben tener más cuidado.

Si lo miramos desde otros puntos de vista nos damos cuenta de que: 

  • Mucha gente con síntomas leves cree pasar una gripe o resfriado normal y no se presenta al hospital. Seguirá su curso y se curará en casa solo. Por lo tanto, al hospital sólo llegan los casos más graves, lo que puede llevar a conclusiones erróneas sobre la gravedad y mortalidad de la nueva enfermedad. 
  • Las técnicas de diagnóstico son mejores cada vez, se encuentran los casos con mayor rapidez y también nos hace tener la percepción que el virus se expande mucho más rápido que antes. 

Si vemos el siguiente grafico, el coronavirus nuevo se encuentran en niveles parecidos al Ébola pero por debajo de la capacidad de contagio de muchos otros virus. 

¿Cómo se propaga? De animales a humanos 

Como hemos comentado antes, aun no se ha identificado el animal que ha podido transmitir el SARS-CoV-2 a los humanos. Se trata de algún animal del mercado de Wuhan, en la China, donde hubo las primeras infecciones. Desconociendo esto, se recomienda evitar el consumo de animales crudos o poco cocinados, y además, mucha higiene si se está en contacto con animales vivos. 

El nuevo coronavirus se puede transmitir también de persona a persona, con un contacto cercano (en casa, en el trabajo o en centros de salud por ejemplo). Este contagio se puede dar a través de: 

  • el aire al toser o estornudar 
  • contacto cercano (estrechar la mano) 
  • tocar un objeto o superficie infectado con el virus y luego tocarse la boca nariz u ojos antes de lavarse las manos 
  • a través de las heces (poco común). ‎

¿Cómo se trata? 

Como en cualquier otro virus, el tratamiento es tan solo sintomático. ¿Qué significa esto? Pues que no se mata ni se elimina el virus, sino que se alivian los síntomas que produce: la fiebre, la tos, el dolor de cabeza, los mocos… 

El virus será eliminado por el cuerpo en un proceso natural de protección. Aun así, se está investigando para encontrar alguna vacuna (medida de prevención) contra algunos virus o bien algún tratamiento antiretroviral que pueda ayudar a combatirlo. 

La clave: la prevención 

Desde el momento en que se informa de un brote, el mundo debe ponerse en alerta y activar las medidas de prevención. Mientras, los expertos investigaran el virus o el causante del brote para tener más información sobre la gravedad de la situación, pero como dice el dicho “más vale prevenir que curar”! 

En el caso del nuevo coronavirus, las primeras medidas de protección que recomendó la OMS fueron las habituales: higiene de manos y respiratoria, cocción completa de la carne y huevos y evitar el contacto con las personas con posibles síntomas. 

Veremos a continuación un resumen de las medidas de prevención recomendadas: 

Los datos cambian rápidamente cada día, así que no tiene mucho sentido hablar de numero concretos. Sabemos que se ha expandido a más de 27 países, que hay miles de contagiados (más de 66.000) y alrededor de 1.500 fallecidos. Pero, ¿esto es mucho o poco? 

Para hacernos una idea, la temporada 2018-2019, en España, 500.000 personas padecieron la gripe normal conocida por todos y fallecieron cerca de 6.300.  

Para información más actualizada podéis leer: SITUACIÓN ACTUAL DEL CORONAVIRUS (11/3/2020)

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s