El cáncer: ¿qué es? ¿cómo se trata?

El cáncer no es una enfermedad, sino más bien muchas enfermedades. Hay más de 100 tipos diferentes de cáncer, y todos comienzan a las células.  

 El cuerpo está compuesto de muchos tipos de células. Estas células crecen y se dividen para producir nuevas células conforme el cuerpo las necesita. Cuando las células envejecen y mueren, son reemplazadas por células nuevas. Los problemas comienzan cuando, este proceso de división de células se descontrola. Se siguen creando células nuevas pero las viejas no mueren cuando deberían morir. Así, todas estas células pueden formar una masa de tejido (un tumor). 

En nuestro cuerpo, hay una serie de actores que afectan directamente al crecimiento o inhibición de las células tumorales. Existen muchísimos estudios y cada vez se conoce mejor cómo actúan y cómo potenciarlos o pararlos según nos convenga. Aquí podemos ver algunos ejemplos: 

Descripción: Macintosh HD:Users:carolasalvatella:Desktop:Captura de pantalla 2020-01-28 a les 16.16.58.png

Los genes asociados al cáncer se pueden agrupar en 3 categorías: 

  • Oncogenes: implicados en el crecimiento celular (N-ras, Jun, Fos …) 
  • Supresores de tumores: codifican proteínas que inhiben la proliferación celular. Por lo tanto, estarán implicados en el cáncer solo en caso de que fallen (Rb, TP53 …) 
  • Genes relacionados con la apoptosis: incrementan o inhiben la muerte celular (Bcl2, bax …) 

El equilibrio y el correcto funcionamiento de estos genes y las proteínas que codifican será muy importante para conocer el tipo de tumor y decidir el tratamiento más adecuado.

TIPO DE TUMORES 

 De tumores podemos encontrar de dos tipos: 

  • Los tumores benignos: no son cancerosos. Generalmente se pueden extirpar y en la mayoría de los casos no vuelven a crecer. Las células de los tumores benignos no se dispersan por el cuerpo. 
  • Los tumores malignos: son cancerosos. Las células en estos tumores pueden invadir el tejido a su alrededor y dispersarse a otros órganos del cuerpo.  Cuando el cáncer se dispersa de una parte del cuerpo a otra, se llama metástasis. Puede ver en la siguiente imagen el proceso de invasión y metástasis.

El nombre del cáncer depende del órgano o tipo de célula donde se origina (cáncer de pulmón, cáncer de mama, cáncer de huesos, de piel etc.). Hay algún tipo de cánceres que no forman tumores, como por ejemplo la leucemia. 

El término “leucemia” se utiliza para denominar los tipos de cáncer que afectan a los glóbulos blancos (también llamados leucocitos). Cuando un niño padece leucemia, la médula ósea produce grandes cantidades de glóbulos blancos anormales. Estos glóbulos blancos se acumulan en la médula e inundan el flujo sanguíneo, pero no pueden cumplir adecuadamente la función de proteger el cuerpo contra enfermedades ya que son defectuosas.

 A medida que la leucemia avanza, el cáncer interfiere en la producción de otros tipos de células sanguíneas, incluidos los glóbulos rojos y las plaquetas. Como resultado de ello, aparece la anemia (bajo recuento de glóbulos rojos) y los problemas con hemorragias, además de un mayor riesgo de contraer infecciones debido a las anomalías de los glóbulos blancos.

TRATAMIENTO

En la actualidad existen tres armas terapéuticas fundamentales y complementarias:

  • Cirugía: permite extirpar, cuando es posible, una parte o todo el tumor.
  • Radioterapia: tratamiento indoloro que consiste en irradiar la zona afectada en sesiones cortas y progresivas.
  • Quimioterapia: administración oral y / o intravenosa de medicamentos anticancerosos.

Cuando se diagnostica la enfermedad hay que iniciar el tratamiento lo antes posible, ya que mejora notablemente el pronóstico. Según la naturaleza de la enfermedad, el tratamiento varía de acuerdo a la combinación de agentes quimioterapéuticos, cirugía y radioterapia. Cuanto más complejo es el régimen terapéutico, es más probable que interfiera en la rehabilitación del niño. La mayoría de los niños tienen que sufrir un tratamiento agresivo durante un tiempo considerable.

PREVENCIÓN 

Algunos canceres se pueden evitar, y la salud en general mejorar si se adopta un estilo de vida saludable. 

  1. No fumar
  2. Evitar espacios con humo, sobretodo evitar fumar en casa o en el trabajo 
  3. Mantener un peso saludable 
  4. Realizar actividad física cada día 
  5. Alimentarse de forma saludable: comer cereales integrales, legumbres, fruta y verdura. Evitar los alimentos muy calóricos, con mucha sal, con mucho azúcar y las carnes y alimentos procesados. 
  6. Limitar el consumo de alcohol, o mejor, no beber. 
  7. Evitar la exposición excesiva al sol. Utilizar protección solar y no usar sol artificial. 
  8. Protégete de sustancias cancerígenas y respeta las normas y medidas de prevención y seguridad. 
  9. Atención con las radiaciones (radón por ejemplo), sigue las medidas necesarias 
  10. Las mujeres deben limitar el uso de sustitución hormonal ya que aumenta el riesgo de algunos cánceres. Dar el pecho al bebé, en cambio, puede ser un factor protector. 
  11. Sigue los programas de vacunación (hepatitis B en bebés i virus del papiloma humano para las niñas). 
  12. Participa en los programas de detección precoz: colon i recto (hombres i mujeres), cuello de útero (mujeres), próstata (hombres), entre otros.
  13. Autoexamínate las mamas, es muy importante y salva vidas! Puedes leer más en el post que hice hace un tiempo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s